COMPARTIR

Mitos y verdades

   

Efectos en el cuerpo

El alcohol te da energía.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso. Reduce la capacidad de realizar cualquier actividad, como conducir, por ejemplo.

Beber bebidas fermentadas no produce ningún problema porque tiene pocos grados.

Lo importante es la cantidad de gramos de alcohol que se consuman. El alcohol que contiene las bebidas fermentadas es igual, al de las bebidas destiladas.

Mezclar cerveza, vino y licores emborracha más que beber un solo tipo de bebida alcohólica.

Consumir bebidas con diferentes contenidos alcohólicos no emborracha más, pero sí que puede provocar malestar al estómago y mareos debido a la mezcla de sabores diferentes. La alcoholemia es la proporción de alcohol que circula por la sangre después de beber una cantidad determinada de alcohol y eso es lo que determina la tasa de alcoholemia.

El alcohol aumenta la excitación sexual.

En realidad, aunque puede hacer que una persona esté más predispuesta a tener relaciones sexuales, también disminuye la excitación y la potencia sexual, haciendo que las relaciones sean menos satisfactorias y menos conscientes.

Quien está más acostumbrado a beber, se emborracha menos.

Como resultado de un consumo abusivo se desarrolla la tolerancia hacia las bebidas alcohólicas. Así, la ingesta habitual produce menos efectos, con lo que se necesitan cantidades mayores para producir los mismos efectos. Esto no quiere decir que el individuo se emborrache menos, sino que muestra menos signos de la borrachera.

Leyendas Urbanas

Algunas de las historias y trucos sobre las bebidas alcohólicas que no lo son...

Calcoholadora

Averigua cuánto alcohol hay en cada bebida

Mojito!

El alcohol en nuestro cuerpo

Qué recorrido hace y cómo afecta al organismo

Que recorrido hace el alcohol